Martes, 20 de Agosto del 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS: Hay déficit de mil 500 horas de clases en escuelas de Veracruz: SEV    Coatepec no es foco rojo en inseguridad: González Naveda    Auditarán a Fiscalía de Veracruz por presuntamente “falsear números” de feminicidios: SSP    Pide justicia familia de joven quemada viva en Veracruz    Entregan becas municipales a estudiantes y madres solteras de Veracruz    Habrá tren ligero entre Coatepec-Xalapa-Banderilla    Conductor pierde control de camioneta y queda sobre camellón en avenida de Veracruz    Posibles cambios en las rutas del transporte público en Xalapa    Comando irrumpe en domicilio y ejecuta a seis en Michoacán    Messi, nominado al trofeo Puskas al Mejor Gol del Año    Ya hay denuncia contra malos manejos de la UPAV    Alista CEAPP comparecencia ante el Senado    Netflix producirá una serie de dibujos animados sobre Elvis Presley    Coatepec 13 años como Pueblo Mágico    Venta de plazas no se da en lo educativo, dice AMLO    Las posibles bajas del América para medirse a Tigres en League Cup    Dejan cuerpo envuelto en una sabana sobre calle de Coatzacoalcos    Ya hay denuncia contra malos manejos de la UPAV    Ayuntamiento de Coatepec, firma convenio de colaboración con ICATVER    Analizan lanzar Alerta de Violencia de Género en Ciudad de México    

Javier Duarte se dice 'chivo expiatorio' y asegura que jamás actuó escondido

XEU / Hace 1 mes / Lun, 15 de Jul 2019  4:45 PM
El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, aseguró ser un “chivo expiatorio” y apuntó que por las acusaciones que enfrenta, jamás actuó escondido, porque incluso, autoridades federales sabían lo que hacían en el gobierno de Veracruz.


El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, aseguró ser un “chivo expiatorio” y apuntó que por las acusaciones que enfrenta, jamás actuó escondido, porque incluso, autoridades federales sabían lo que hacían en el gobierno de Veracruz.

 

En una entrevista concedida a Proceso, Duarte de Ochoa asegura que el aparato de gobierno se le fue encima, y señaló que el ex presidente Enrique Peña Nieto; Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación y actual senador; así como el ex titular de la PGR, Alberto Elías Beltrán y el subprocurador, Felipe Muñoz, lo utilizaron de “chivo expiatorio”.

 

A los mencionados al final los señala como “extorsionadores profesionales” del calibre de un capo de un grupo delictivo en México.

 

En este sentido, el ex mandatario dijo: O pagaba o iban contra mi familia. El dinero para pagar la ‘extorsión’ me la dio el presidente Peña Nieto, me lo mandó con un amigo que tenemos en común… hay un cargo de conciencia del presidente por lo que yo estoy pasando”.

 

Cuestionado sobre si mete en todo esto al ex gobernador Miguel Ángel Yunes, Duarte de Ochoa expresa:

 

“No, él es un pobre diablo, un loco esquizofrénico que se llenó la boca dos años diciendo que me metió a la cárcel, pero él no fue”.

 

Sostuvo que luego de “pagar la extorsión, que no soborno” al directivo de la PGR, la dependencia reculó en detener a su esposa, Karime Macías, en Inglaterra y de matizarle los delitos de “delincuencia organizada” a “asociación delictuosa”.

 

Desde el Reclusorio Varonil Oriente, donde cumple una condena de nueve años por el delito de asociación delictuosa en detrimento del erario veracruzano, el ex Jefe del Ejecutivo estatal respondió a la pregunta sobre quién se robó el dinero.

 

“Te lo explico con palitos y bolitas, saqué dinero de una bolsa para meterlo en otra.  En Veracruz siempre existió un déficit anual de 13 mil millones de pesos irreductibles… y en los fondos revolventes, fondos federales y locales, se utilizó la llamada ‘licuadora’, pero ese dinero se invirtió en Veracruz”, dijo a Proceso.

 

Sobre el hecho de que sus ex funcionarios acabaron siendo millonarios, y en cuanto a los hoteles de Arturo Bermudez, el avión de Edgar Spinoso y Gabriel Deantes, así como los hoteles y terrenos de Vicente Benitez en Costa Rica, Javier Duarte dijo:

 

“No me consta eso que dices… yo no te puedo afirmar lo que no me consta. Todo se ha dicho de manera estridente, a ciencia cierta no lo sé”.

 

Añadió que “al final del día, Vicente Benitez me traicionó políticamente por irse a lamerle las botas a Miguel Ángel Yunes. De él te puedo decir que Miguel no lo tocó… ¿eso qué quiere decir?, que hubo una política criminal selectiva… me gustaría que alguien investigara eso”.

 

Ante la pregunta, “¿hay funcionarios que tendrían que estar acompañándolo en prisión”, Duarte dijo que no sabía, “lo único que sé es que yo no tendría que estar aquí”, apuntó.

 

Dijo que “el Auditor Superior de la Federación, el Secretario de Hacienda y Crédito lo sabían, en la Federación lo sabían, que teníamos que revolver el recurso, para gobernar Veracruz, de algún lugar tenían que salir los recursos… no había magia… yo no tenía una máquina de hacer dinero”.

 

Javier Duarte apuntó que “jamás actúe escondido, en Hacienda lo sabían, mis secretarios de Finanzas lo sabían, a mí no me flaquearon las piernas”.

 

Reveló que el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, ya fue a visitarlo en el Reclusorio Varonil Oriente para saber con qué información cuenta de la extinta PGR en la que implica a varios ex colaboradores del gobierno que encabezó Enrique Peña Nieto.

 

Al ex gobernador le hicieron hincapié en que sus créditos morales, éticos y de credibilidad han mermado, además de su nula personalidad jurídica para operar privado de su libertad, por lo que apuntó: “Muy pronto se van a llevar una sorpresita. No hablo por hablar, lo tengo con documentos, audios y datos de prueba… pero espérate tantito”.

 

Reiteró haber sido una víctima sin precedentes de una persecución inédita: “Serví de distracción de los señalamientos de que era objeto el gobierno federal”, puntualizó.

 

En cuanto al partido por el que llegó al gobierno de Veracruz, el PRI, Duarte afirmó que el tricolor ya no existe y que “es un partido político casi extinto”.

 

Aseguró que hay leyendas urbanas que no van con la realidad, como el tema de los niños con cáncer, “que les inyectábamos agua destilada”, además de “lo de mi esposa Karime. No hay un solo dato de prueba o dime uno… haz investigado, no lo has hecho wey, ponte a investigar qué datos tienen en contra de mi esposa, ella, su único pecado es ser mi esposa”.

 

Dijo estar molesto porque se metieron con su familia.

 

Sobre sus funcionarios, quienes declararon en su contra, dijo: “Con ellos mi solidaridad. Muchos declararon en contra mía, bajo coacción, bajo tortura, sigo en contacto con ellos, Arturo sigue siendo mi amigo… uno de mis mejores amigos. En su momento todo saldrá a la luz”.

 

En cuanto a Xóchitl Tress, dijo que es una “extraordinaria mujer”, la cual dijo, fue “víctima” de una infamia planeada por un “chaparrito-oaxaqueño”, aludiendo al Fiscal Jorge Winckler.

 

“La detuvieron con su hijo, le pidieron declarar en mi contra”, añadió.

 

Por otra parte, Javier Duarte dijo entretenerse ahora en la cárcel dando “Taller de Lectura” a 60 “compañeritos” y presumió que es una de las clases más concurridas en el Reclusorio Varonil Oriente.

 

Señaló que aborda lecturas sobre historia, libros de derecho, literatura clásica y analizan alguna película.

 

Javier Duarte, con 46 años de edad, rechaza que haya pactado con Morena para ayudarlos a ganar en 2016 y 2018.

 

“No les di un peso, pero lo que es cierto, es que no operé nada para detenerlos. Yo sé de campañas políticas, en una elección parejera Héctor (Yunes) no tenía posibilidad de ganar, había más posibilidad en un escenario de tercios, por eso dejé crecer a Morena en Veracruz”.

 

Insistió que es “es falso que yo apoyé a Morena, no conozco a Cuitláhuac, nunca he hablado con él”.




COMPARTIR EN REDES SOCIALES:
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Etiquetas:

   jamás

   actuó

   escondido

   asegura

   expiatorio

   duarte

   dice

   chivo

   javier






NOTAS RELACIONADAS

OTRAS NOTAS

REDES SOCIALES